fbpx

¿Qué lecciones se aprendieron en la Educación Superior tras la pandemia?

Las lecciones aprendidas y acciones a implementar en la Educación Superior post – pandemia fue la temática central del segundo conversatorio del Congreso Iberoamericano sobre Investigación Educativa del Siglo XXI: Retos y desafíos desde la pandemia.

En él, se dieron cita los rectores de la Universidad Virtual del Estado de Michoacán (UNIVIM), David Mendoza Armas; Enrique Gómez Bravo Topete, de la Universidad de la Salud del Estado de México (UNSA) y Julio Antonio Lope Ortega, delegado nacional de la Federación Internacional de Educación Física y Deportiva (FIEPS). Además, contó con la moderación de Rafael de Jesús Huacuz Elías, académico de UNICEPES.

Durante su primera intervención, el rector de la UNIVIM afirmó que, en el periodo post – pandemia, los estudiantes siguen yendo a la escuela de cuatro paredes, una persona que versa de manera estructurada y versa contenidos que pocos son interesantes para los estudiantes. Seguimos reproduciendo un modelo deseable, que no nos lleva más que a hacer de manera endogámica el mismo escenario, puntualizó.

Resaltó que, “el mercado laboral ya no está pidiendo el mismo tipo de sujetos, está solicitando la configuración de un sujeto diferente” y añadió que, deberíamos de tener un esquema diferente, pues en la pandemia, muchas escuelas se trasladaron a un modelo “virtual”, pero algunos no saben que trabajan modelos híbridos, modelos a distancia, modelos virtuales, no saben ni lo que es un ambiente, ni lo que es un entorno virtual de aprendizaje o si son virtuales siguen trabajando como una escuela tradicional.

“Las Instituciones de Educación Superior no necesitan solamente una simple actualización de contenidos, necesitan también, pensar que estamos frente a sujetos del siglo XXI y tenemos prácticas del siglo XXI, pero con maestros del siglo XX”. 

Señaló que en el caso de la UNIVIM se aprendió la lección y se están desarrollando apps, herramientas digitales muy diferentes que hacen que el sujeto explote su creatividad, la manifieste y la logre potencializar.

Por su parte, el rector de la UNSA inició su participación indicando la necesidad de atención mental tanto para estudiantes como para las familias. No sabemos cómo canalizar este proceso que hemos atravesado y expresó que aún no se han visto las consecuencias formales de lo ocurrido en este periodo.

“El daño social que esto está dejando, también es muy impactante. El ser humano demostró una gran fortaleza, porque nos adaptamos a muchas cosas y más o menos podemos salir adelante”, resaltó.

“La respuesta de los científicos para encontrar en tan poco tiempo la vacuna ha sido impresionante y eso lo debemos reconocer, debemos estar agradecidos, porque obviamente esto ha permitido que no se cobren tantas vidas”.

En las zonas rurales no llega el internet como debe llegar, no tienen los equipos para poder captar las señales y recibir todo el conocimiento, y aún dentro de la ciudad, hay familias que no tienen la capacidad para tener un aparato de computadora. Esas son las cosas que representan un reto, concluyó.

Finalmente, el delegado nacional de la FIEPS destacó que los retos y desafíos de la pandemia no acaban. Sin embargo, expresó que uno de los mayores retos es la situación emocional de los alumnos de la educación superior.

Indicó que, gracias al trabajo de investigación con jóvenes estudiantes respecto a la situación emocional tras la pandemia, se canalizaron con especialistas en diversos trastornos y problemas.

Finalmente, resaltó que el reto es que “nosotros mismos como docentes, profesores seamos, el ejemplo a seguir en cuanto a las actitudes que debemos tener para con esto. Atenderme, cuidarme, tomar las medidas necesarias para que no se propague más”.



PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com